La importancia de la felicidad en la publicidad

La importancia de la felicidad

Este año más que nunca, las empresas anunciantes están analizando detenidamente las tendencias de marketing que han surgido como consecuencia de la pandemia. Miles de marcas ya han dando un giro a sus estrategias. ¿Cómo? Volviendo a los principios más básicos de la mercadotecnia: conocer muy bien al cliente con el objetivo de ofrecerle un servicio único y excelente que le sea útil. Teniendo en cuenta la importancia de la felicidad.

Generar confianza en estos momentos es fundamental. Las marcas se han dado cuenta de que una forma de conseguirlo es ofreciendo optimismo y seguridad a través de sus mensajes publicitarios. Así fue como a lo largo del año pasado multitud de marcas antepusieron los mensajes optimistas a las ventas. De hecho, durante el confinamiento se dio más importancia a la concienciación, el compañerismo y el agradecimiento. ¿Un ejemplo? Ikea animándonos a quedarnos en casa con su anuncio de «Tu casa tiene algo que decirte» o Coca-Cola con su mensaje “Juntos lo conseguiremos” decidió suspender toda su actividad publicitaria y donar más de 120 millones de dólares para apoyar los esfuerzos en la lucha contra la COVID-19 en todas las comunidades afectadas.

 

Super Bowl 2021

¿Qué pudimos ver este año en la famosísima final de fútbol americano de la National Football League (NFL)? Una perfecta combinación de inspiración, oportunidad, humor y reconexión.

Este partido, casi más conocido por sus anuncios y su gran espectáculo, sirve de plataforma de lanzamiento para las más de 50 marcas que se anuncian durante sus pausas publicitarias. Este año 25 de ellas fueron anunciantes de la Super Bowl por primera vez.

Durante esos 50 minutos de descansos se dejaron a un lado conversaciones sobre la pandemia para poder disfrutar de historias inspiradoras, humor y miradas al pasado. Rocket Mortgage, Guaranteeds Rates y Toyota tuvieron un claro mensaje: cree en ti, ten seguridad en la toma de decisiones y se fuerte.

Budweiser, por su parte, prefirió donar los millones que se hubiera gastado en publicidad para promover la necesidad de concienciación sobre la vacuna contra la COVID-19.

 

La importancia de la felicidad

Más allá de los mensajes de optimismo y solidaridad, algunas marcas también han optado por una estrategia más centrada en el producto y sus atributos. Un ejemplo es Dexcom, mostrando cómo funciona su sistema de monitoreo de niveles de glucosa en pacientes con diabetes.

Según la cadena de televisión CNN, los mejores anuncios emitidos el año pasado fueron: Doordash, servicio de entrega a domicilio, con su oda a los barrios y la promoción del comercio local y General Motors, con un Will Ferrell que odia a Noruega porque vende más vehículos eléctricos per cápita que Estados Unidos. Además de Toyota con su inspiradora historia de una jovencísima Jessica Long, medallista de oro paralímpica, y Huggies, plagado de bebés haciendo de las suyas.

 

La publicidad como función social

¿Qué conclusión podemos sacar de todos estos anuncios para este año? Sin duda alguna, el optimismo es una constante en el mensaje que las marcas quieren lanzar al consumidor. Es así como la publicidad está cumpliendo también una función social, animándonos a desconectar de los momentos complicados que estamos viviendo y a mirar hacia delante.

Todo indica que las marcas se están uniendo bajo un mismo objetivo: trabajar conjuntamente hacia un futuro mejor sin dejar atrás la importancia de la felicidad. Podríamos predecir entonces, con cierta seguridad, que el marketing del 2021 será más empático que nunca.

ComunicaciónEstrategia de Comunicación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al publicar un comentario en esta web aceptas nuestra política de privacidad, donde puedes ejercer tus derechos.
Por defecto para publicar un comentario WordPress guarda tu nombre, email e IP.