¿Qué atrae a alguien a un negocio, lo engancha y genera lealtad? No siempre se trata de precios competitivos o de un servicio al cliente excelente. Claro que estos son clave, pero la verdadera fortaleza de una empresa viene de las personas detrás del logotipo. Por ello, construir una marca personal es una parte tan importante del marketing, aunque a menudo se pasa por alto o se malinterpreta.

¿Sabías que los empleados tienden a tener diez veces más seguidores y ocho veces más participación en sus cuentas personales de redes sociales que en la página de la empresa? La gente no confía en las empresas sin rostro. Hacen negocios con personas que conocen, que les agradan y en las que confían, no con empresas. Solo uno de cada tres consumidores dice que confía en la mayoría de las marcas que compran. Construir una marca personal es el eslabón perdido para que las empresas establezcan una conexión emocional con los clientes.

¿Cómo y por qué construir tu marca personal?

Crear una marca personal implica varias partes móviles. Debemos averiguar por qué alguien confiaría en nosotros, apelaría a sus emociones y ganaría su atención de manera constante.

1. Comprende qué la hace creíble para los demás

La credibilidad tiene dos componentes clave: confiabilidad y experiencia. Cada uno de esos elementos involucra piezas subjetivas y objetivas. Ahora bien, su apariencia en la práctica depende completamente de nuestros valores y de los valores de las personas a las que queremos llegar.

Ya conocemos nuestra propia experiencia. Nuestro trabajo es compartirlo con nuestra audiencia de una manera que consideren lo suficientemente interesante y confiable como para buscar nuestro conocimiento y opinión.

2. Entra en la mente de tu cliente ideal

Para construir verdaderamente nuestra marca personal, debemos entrar en la mente de nuestros clientes cuando deciden comprar. Debemos anticiparnos a lo que nuestro público objetivo está pensando y preguntando.

¿Qué preguntas buscarán en Google? ¿Cuáles serán los hashtags que buscarán en Twitter? ¿Qué medios de noticias siguen? Queremos aparecer en estos lugares con mensajes autorizados, sin esfuerzo. En la práctica, esto significa optimizar cada publicación social, video, imagen y blog para búsquedas relevantes.

3. Cíñete a los temas que conoces al crear una marca personal

Las personas confían en nosotros cuando sienten que tenemos integridad. Las cosas que decimos deben estar a la altura de las acciones que tomamos y las opiniones que tenemos a lo largo del tiempo. Si comenzamos a ofrecer opiniones e información sobre temas que no conocemos se comenzará a cuestionar nuestra experiencia en todas partes.

4. Conviértete en un asesor de confianza para crear una marca personal

Debemos mantener nuestra integridad en cada publicación, contenido e interacción. La gente necesita sentir que somos honestos, transparentes, auténticos y apasionados. Una gran parte de esto implica separar nuestra marca personal de nuestra marca comercial. El 82% de los clientes dice que confía en una empresa cuando su alta dirección está activa en las redes sociales. Los clientes pueden ver cómo se comportan los líderes cuando no actúan bajo el logotipo de su marca.

5. Prioriza los videos auténticos al crear una marca personal

La fuerza de tu marca se desarrollará mucho más rápido con el video. La clave es crear una conexión emocional a través del este.

Se espera que el video represente el 82% de todo el tráfico de Internet para 2021. Sin embargo, cuando hablamos de construir una marca personal, los videos bien planificados con un alto valor de producción no sirven. Piénsalo. Nuestros amigos no comparten con nosotros videos estratégicos hechos por un equipo de producción. Ver un video de alta calidad puede hacer sonar las alarmas y hacer que la gente piense: “¿Por qué gastaron tanto dinero para hacer esto? ¿Qué hay detrás? »

En cambio, queremos mantenerlo auténtico. Usar nuestro propio teléfono para grabar un video rápido de nuestra opinión sobre las últimas noticias de la industria o cómo hacer algo hace mucho más para construir una conexión emocional.

6. Pregúntate siempre «por qué» antes de invertir en cualquier actividad

Con demasiada frecuencia, las personas pierden dinero y tiempo en canales de redes sociales específicos o anuncios de Google porque «solo necesitan estar allí».

Siempre debemos preguntarnos «por qué» antes. Cuando realmente sabemos por qué hacemos algo, lo que hacemos y cómo lo hacemos es mucho más sencillo de retratar. Si no estamos 100% seguros de que el trabajo construirá nuestra marca personal y conectará con nuestra audiencia, no deberíamos hacerlo.